Buscar en la Web Buscar en Insacan
 

Instituto de Academias de Andalucía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Curriculum Vitae de José Antonio García Ruiz

 

El creador de la Escuela de Pintura sevillana que reina en la capital andaluza desde el último tercio del siglo XX.


Ésta, podría ser quizás la consideración más grande para un artista como José Antonio García Ruiz, ya que demuestra la cualidad más importante para alguien que vive ser uno mismo, abrir camino. Un camino que "aún no ha hecho más que empezar" como siempre comenta el artista, pero cuya trayectoria es ineludible y es difícilmente igualable.
Primero de su promoción, con treinta y tres años ganó la cátedra, siendo el más joven de España en conseguirla y desde la que imparte clases desde hace más de treinta años de otra de sus grandes pasiones, las Técnicas Pictóricas, en la que es uno de los más grandes especialistas y por la que recibe al año alumnos de todas partes del mundo para realizar cursos de doctorado.


En 1973, con treinta y cinco años, realiza su primera exposición en Madrid en la Galera Bética, cuyo éxito es rotundo vendiendo toda la obra mientras se colgaba y donde sorprende a propios y extraños cor una pintura jamás vista antes.


Tras pasar por Valencia y Bilbao vuelve a la capital de España a realizar una muestra colectiva con artistas de la categoría de Antonio López.


Recibe una mención especial en la exposición y un conocido crítico de Arte del momento Raúl Chavarri describe su pintura como "Realismo Mágico", término que posteriormente se utilizará para titular todo lo que se haga en el panorama pictórico de Sevilla, pero que nuestro artista mantiene desde sus comienzos hasta hoy sin dejar de hacer siempre algo distinto.


Su navegar por Madrid fue amplio y le sirvió para recalar en no menos importantes lugares como la Galería Hanstic de Nueva York primero y el Palacio de Cristal de París en 1979 después. En el camino aparecen logros de igual relevancia como, el primer premio de la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo celebrada en Madrid en 1970, cuya obra ganadora se encuentra desde entonces en el Museo de Arte Contemporáneo de la capital de España, y su nombramiento como ilustre de Sevilla al pasar a ocupar el sillón dieciocho de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría en 1973.


Los años 1981 y 1982 están marcados de forma consecutiva por sus notables apariciones en la prestigiosa Feria Internacional de Arte Contemporáneo Arco de Madrid.


Ese "Realismo Mágico" antes mencionado ha marcado una pintura que posee matices de todo lo imaginable. Es su educación universal, su perfecto conocimiento de la historia del Arte y su amor por la pintura es lo que lo ha llevado a este estilo tan personal e intemporal.
Como vemos en esta amplia muestra recogida, el bodegón, el retrato o el paisaje no tienen secretos para un pintor que jamás sacrifica su idea y posee un conocimiento perfecto de cualquier técnica o composición. Durante los años ochenta y noventa realizó numerosas exposiciones colectivas de gran reconocimiento e importancia como la de 1989 en Sevilla, titulada "Existencia", y que reunía a catorce maestros del realismo entre los que se encontraban artistas de la talla de Eduardo Naranjo o Antonio López.


El siglo XXI no sabe que le deparará pero, de momento, en evolución constante, tiene el privilegio ganado a base de trabajo de ser el estandarte de una corriente, de seguir haciendo su pintura al margen de toda tendencia o moda y de hacerlo siempre con éxito, algo que demuestra su obra, que se encuentra en museos y colecciones privadas tanto españolas como de numerosos países.

 

Pablo G. Ramírez, 2001: Prestige Magazine, año XVII, volumen X, nº 54.